Un coche les persigue. El enorme susto de Cayetano Rivera

Durante este confinamiento Cayetano Rivera le ha robado el protagonismo a su mujer, Eva González. Por lo menos gracias a sus varias polémicas ha conseguido desviar la atención y que no se hable de la supuesta infidelidad que airearon en Sálvame.

Hace unas semanas Cayetano hizo públicos los insultos que recibió a través de las redes sociales tras defender a Vox. Algunos incluso le deseaban la muerte. Su enfado fue mayúsculo cuando Instagram decidió eliminarle la publicación.

Esto preocupa al torero, especialmente por la salud de su hijo pequeño, quién está con ellos en Mairena de Alcor. A pesar de intentar trasladarse a Sevilla para evitar las cámaras, éstas han estado siempre rodeando su casa.

En una de las salidas de la pareja en coche se llevaron un susto de muerte. Cayetano se percató de que un coche les seguía durante todo el trayecto. El torero lo vio sospechoso y llamó inmediatamente a la Guardia Civil.

Afortunadamente el conductor de dicho vehículo y las amenazas a Cayetano no tenían ninguna relación. El coche pertenecía a un paparazzi que estaba tomando fotos a la pareja durante su salida. El matrimonio se quedó mucho más tranquilo.

«Instagram borra mi post en el que doy a conocer los insultos y amenazas que recibimos mi familia y yo porque considera que soy YO el que incita al odio. ¿Dónde están los parámetros morales y éticos que rigen esta red social? En cualquier caso, quiero dar las gracias por los miles de comentarios de ánimo y apoyo que había recibido. Ahora que la vía legal siga su curso», dijo el torero en sus redes. 

«Yo recibí, bueno lo suelo recibir muy a menudo, pero en este momento recibí una serie de mensaje por parte de los animalistas y son mensajes de odio, violentos e incluso amenazas. Y el problema es que ya no es solo a mí, sino también a mi familia (…) Lo publiqué para concienciar a la gente de que existen estas personas y de que están ahí. Además de que están locas y que puede haber gente que lleva esas amenazas a los hechos», espetó el torero.