Nuevo lío en Sálvame. Kiko Matamoros le llama «puta hiena»

Sábado Deluxe tiene cuerda para rato. Tras 11 años de programas diarios, no se acaban las historias en Sálvame. En el último programa, donde los colaboradores se sometieron a un polideluxe tras la polémica de Antonio Montero, se vivió un nuevo enfrentamiento. Chelo García Cortés y Kiko Matamoros se convirtieron sin quererlo en los protagonistas de la noche.

A la catalana no le gustó que Kiko Matamoros hablase de sus negociaciones para trabajar en Telecinco. La tensión entre ellos se pudo notar en el ambiente durante la entrevista hasta tal punto que Chelo García Cortés no pudo más y decidió abandonar el plató enfadada. El segundo abandono en una sola noche. María Patiño no quería verse las caras con Antonio Montero.

Kiko Matamoros la acusó de ser una «profanadora de tumbas». Cuando el colaborador se reía junto a Lydia Lozano llegó el huracán. «No me toques los huevos. Ofensivo es lo tuyo. Eres muy cobarde.» Y no tuvo problemas para volver a dedicarle ese insulto a su compañera: «Pedazo de profanadora de tumbas.»

«A Kiko le gusta meterse conmigo, que diga lo que le dé la gana,» aseguraba la periodista, afirmando que en ese momento «le diría cabrón». Kiko Matamoros hizo como si abandonase el plató. «No te he insultado. Profanadora de tumbas es un ejemplo metafórico, para que la gente sepa lo que esta señora hace: tirarse a roer el hueso del que está en el suelo,» apuntaba el colaborador. Jorge Javier Vázquez le preguntó a Matamoros si la calificaría como una hiena. «Una puta hiena, pero no porque te diga a ti puta, que no lo eres«, contestó el colaborador provocando el enfado de Chelo, quién no dudaba en levantarse y marcharse.