¡Menudo cambio! Belén Esteban se atreve y lo hace

Desde el pasado 10 de marzo Belén Esteban se mantiene alejada de los platós de televisión. Antes de decretarse el estado de alarma tomó la decisión de confinarse en casa por su seguridad. La colaboradora es una persona de riesgo debido a la diabetes que padece.

Además tomó la drástica decisión de separarse de su marido ya que éste es personal sanitario y está en contacto diariamente con centenares de personas con Covid-19. Por suerte se encuentra acompañada de su hija Andrea, quién le ha ayudado con sus conexiones en directo con Sálvame.

«Al ser diabética, tengo que tener cuidado. No tengo que salir a la calle para nada», confesaba en Telecinco cuando se decretó el estado de alarma. Una medida que solo se saltó en una ocasión para hacer la compra y ahora para acudir a la peluquería. La colaboradora enseñó su nuevo look en la última conexión con el programa.

Belén Esteban tiene muchas ganas de recuperar la normalidad, sin embargo no será hasta que el médico le de luz verde. «Volveré cuando el medico me diga porque como soy diabética tengo más problemas», ha contado la colaboradora.

Belén Esteban se ha cortado las puntas desescaladas y se ha aplicado un tinte de color en rubio pero mucho más cálido. Le da un aire más juvenil y alegre. «Me he cortado un poco el pelo, que Jorge me lo decía. Me he cortado cuatro dedos», ha contado presumiendo de nuevo look y nueva melena a capas con la que estará más fresquita en verano.