La Reina Letizia la vuelve a liar en el cole de Leonor. ¡Entérate de esto!

Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía

La Reina Letizia la ha vuelto a liar. Residuo Cero es una campaña en favor del medio ambiente. Busca concienciar a los jóvenes y a sus padres de las necesidades del planeta. Una iniciativa a la que se han acogido en el Colegio Santa María de los Rosales, donde estudian las princesa Leonor y la infanta Sofía.

Esta consiste en que los alumnos lleven almuerzos y meriendas al colegio en envases que no generen ningún tipo de residuo contaminante. Por ejemplo, evitar el uso de plástico o papel de aluminio, y promover el de cantimploras para la bebida o fiambreras para guardar bocadillos, galletas o pastelitos.

Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía
Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía

La Reina Letizia mete mano

Y a lo que vamos. Se comenta entre algunos padres de la escuela que la puesta en marcha de esta iniciativa habría sido cosa de la Reina Letizia.

Del mismo modo que hace un tiempo la monarca habría presionado al director de la escuela para diseñar un nuevo menú para el comedor del colegio, ahora habría intervenido para que la escuela se adapte a esta campaña.

En su momento, Letizia habría eliminado de la dieta de los alumnos los fritos, empanados, azúcares y harinas, que Letizia consideraba excesivos, que fueron relegados al ostracismo por abundantes verduras, pescados y purés.

Ahora habría ampliado los horizontes saludables promoviendo que en la escuela se lleve a cabo la campaña Residuo Cero. Parece que la esposa de Felipe VI quiere que el lugar donde estudian sus hijas sea ejemplo en todo lo posible.

Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía
Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía

Discrepancias

Cabe decir que la primera decisión hizo subir el precio del comedor del colegio. Los nuevos alimentos deben ser de cultivo biológico y aquello derivó en un mosqueo generalizado entre los padres, que ya pagaban suficiente por que sus hijos recibieran la mejor educación.

Y sí, estas costumbres no pueden hacer otra cosa que mejorar la salud de los alumnos y la del planeta. Pero los beneficios desaparecen cuando a uno le imponen lo que debe hacer o comer.