La Reina Letizia la lía en el cole de Leonor y Sofía (y los padres rajan)

Felipe,-Letizia,-Leonor,-Sofía-y-doña-Sofía

La Reina Letizia se cuida como la que más. Y no solo por las operaciones estéticas a las que se ha sometido para intentar esquivar la vejez. También en la alimentación estrictamente sana que lleva a cabo la monarca.

Algo que ha trasladado a sus hijas. La princesa Leonor y la infanta Sofía, a las que a dicen que a veces controla demasiado en el aspecto de la dieta. Hasta el punto de intervenir en el menú del comedor del colegio de las pequeñas, el centro Santa María de los Rosa, según reveló el medio cotilleos.es.

Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía
Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía

Letizia mete mano en la cocina del colegio de Leonor y Sofía

Explica el medio que en el pasado la esposa de Felipe VI ya intentó perpetrar cambios en el menú de la escuela en el pasado, pero la entonces directora le dejó muy claro que “los padres tienen prohibida la entrada en la cocina”.

Sin embargo, esta directora se jubiló y la Reina volvió a la carga con el nuevo que según el medio es muy cercano a la ex de Televisión Española, y este aceptó los cambios.

Así, de un día para otro, desaparecieron la carne roja, los fritos, los empanados, los azúcares y las harinas, que Letizia considera excesivos. Además, limitó los huevos fritos a una vez al mes y la pasta a dos ocasiones. Alimentos que cambió por abundantes verduras, pescados y purés.

Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía
Reina Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía

Los padres estallan

La decisión enfureció a buena parte del resto de padres. Por un lado, por la subida del precio del comedor del colegio, pues los nuevos alimentos deben ser de cultivo biológico.

Por otro, porque consideran que Letizia no debe dictar lo que consumen los niños del centro. En todo caso debería ser un nutricionista, un médico o un experto, no una ex periodista. “¿Qué se ha pensado?”, “¿No tiene suficiente con lo que tiene en casa?” o “Qué vegüenza”, son algunos de los comentarios que se escuchaban por los alrededores del centro.