Julián Contreras se lo hace en el cirujano y este es el resultado

Con el inicio de la desescalada han sido muchos rostros conocidos de la pequeña pantalla quiénes han optado por someterse a algún retoque estético. Ahora debemos llevar una vida más moderada con las actuales limitaciones y es un momento ideal para hacerse algunos retoques y guardar reposo. Diego Matamoros pasó por quirófano para hacerse una liposucción el pasado lunes y este martes lo ha hecho Julián Contreras. ¿Preparará su vuelta a los platós tras hablar de su grave crisis económica?

El hermanastro de Cayetano y Francisco Rivera se ha sometido a un trasplante capilar, muy de moda en nuestro país. Todavía no está aceptada la pérdida del cabello en los hombres y por este motivo son muchos los que recurren a esta operación, algunos con mayor éxito que otros.

Julián Contreras ha acudido a primera hora a la clínica Livet, en pleno centro de Madrid. Llegó completamente solo, con mascarilla y muy serio, quizá fruto de los nervios. No es una operación que requiera de anestesia general ni ingreso hospitalario, pero siempre da cierto temor. En el interior de la clínica pasó un total de ocho horas. Con él estaba una mujer de la que no se conoce su identidad.

Julián Contreras apareció totalmente rapado y con unas gafas y vendas alrededor de la cabeza. El centro del cabello presentaba rojeces fruto de los trasplantes. Ahora ya los signos son imperceptibles. Así que no tendrá cicatrices. La técnica cada vez es mejor y los resultados también.

El cambio se experimentará a partir de los tres meses. Podrá alcanzar el punto álgido entre los seis y ocho meses. Habrá que esperar para ver a Julián Contreras con su nuevo look.