¿Esto es real? La foto de Nicki Minaj ¡con un tamaño descomunal!

Nicki Minaj

Nicki Minaj, nativa del distrito de Saint James en Trinidad y Tobago, jamás imaginó que se convertiría en una de las cantantes más influyentes. Es una de las raperas del momento, su extraña tesitura vocal y su irreverente personalidad, reta a todo lo socialmente establecido, haciéndola muy popular. Millones de seguidores la demandan constantemente por todo lo que representa para la movida urbana, sin vacilación es toda una celebridad. 

Minaj es de las que apuestan por atavíos extraños de gran colorido y maquillajes hechizantes. Además, esa astucia de manos con vida propia y cabellera palpitante han resultado parte de su sello personal. 

No está de más decir que la extraordinaria intérprete en sí misma es una viva obra de arte, la cual ha entendido cómo sacarle provecho a su voluptuosa figura. Y es que su diminuta cintura no revela la ocupación de sus explosivas caderas. Recientemente ha vuelto a ser viral una fotografía que es todo un desafío a la ley de la gravedad, el mismísimo Isaac Newton no lo hubiese creído. La instantánea que motivó innumerables comentarios nos deleita con la cantante mostrando un cuerpo espectacular, dibujando una S perfecta que ningún profesor podría reprobar.

Se observa a Nicki Minaj jugando con su corto y elegante vestido ceñido al cuerpo, a su vez, resulta imposible no describir el puntiagudo rosa de sus uñas. La respuesta a la pregunta inicial es sí, su retaguardia es absolutamente real, pero no natural. Le debe gran parte del crédito al cirujano plástico

Nicki Minaj es aficionada del bisturí

Nicki Minaj tiene la particularidad de ser una estrella que ha sufrido una transformación total en su físico. Entre su relación cercana con el bisturí, podemos mencionar las siguientes cirugías que ha experimentado su cuerpo: levantamiento de cejas, modificación de pómulos, afinamiento del mentón, rinoplastia, aumento de busto, aumento de glúteos, toxina botulínica en diversas zonas y colágeno. Cambios que le han sentado de maravilla.