El increíble cambio físico de Ivana Icardi. Ni Rocío Flores

Ivana Icardi se convirtió el pasado jueves 14 de mayo en la última expulsada de Supervivientes 2020. La hermana de Mauro Icardi, uno de los jugadores de más prestigio, aceptaba esta aventura en medio de la polémica de una mala relación entre su hermano y su cuñada, Wanda Nara. Icardi se marcha de la isla con una mal sabor de boca. Atrás deja a Hugo Sierra de quién ha estado enamorada. 

Como todos los supervivientes su cuerpo ha experimentado un gran cambio físico. El cuerpo de Ivana Icardi es uno de los que más cambios ha experimentado. La falta de comida y las condiciones climatológicas han hecho mella en ella. Ivana ha protagonizado un espectacular cambio físico. Tanto es así que ni ella misma se reconocía al mirarse al espejo. 

“¡Estoy flipando!”, chillaba nada más mirarse tras tres meses de concurso. “Madre mía, esta no soy yo. Soy un chupa-chups, soy todo cabeza”, continuaba bromeando. Ivana Icardi aparece totalmente bronceada y con el cuerpo muy tonificado, algo que le ha sorprendido mucho. Jordi González desveló en directo cuántos kilos había adelgazado la superviviente. Ivana ha perdido 13,7 kilos durante su aventura en el reality. 

«Madre mía, esta no soy yo. Soy un chupa-chups, soy todo cabeza», dijo a Jordi González en Conexión Honduras. «No tengo culo, lo tengo en el tobillo», añadió. «Mi marca eran los flotadores y el culo gordo y no queda nada de eso, ¡madre mía!», exclamó, muy sorprendida. «¡Estoy flipando!».

Ivana Icardi
Ivana Icardi
Ivana Icardi