Belén Esteban se emociona en directo tras el gran detalle a sus compañeros

Durante este confinamiento Belén Esteban está viviendo una montaña rusa de emociones. La colaboradora de Sálvame se encuentra en casa debido a su diabetes. Echa de menos a sus compañeros, a quiénes no puede abrazar ni besar y también a Miguel Marcos, de quién decidió separarse temporalmente. Por suerte cuenta con el apoyo y cariño de su hija, Andrea Janeiro.

Belén Esteban está muy contenta con poder colaborador en cierta forma con el programa. La de Paracuellos se encuentra encantada con la sección de cocina. Le pone mucho amor e implicación.

El pasado lunes anunció que esta semana daría una sorpresa en Sálvame. Los espectadores creyeron que Belén Esteban volvía a la televisión, pero no. La colaboradora se había pasado varias horas preparando la merienda a sus compañeros.

Como hicieron con ella en la última cena, Belén mandó a un repartidor a Mediaset. El menú estaba compuesto por un gazpacho, una tortilla con cebolla y otra con chorizo. Muy sencillo pero resultón.

Sus compañeros han alabado los dotes culinarios de Belén Esteban. La tertuliana terminó envuelta en lágrimas.

«¿Por qué estás llorando?», le preguntaba Jorge Javier sorprendido por su reacción. ¿Cómo podía estar llorando habiendo triunfado con los platos que había elaborado?. «¿Sabes qué pasa, Jorge?«, le interpelaba Belén para darle los motivos de sus lágrimas: «Que tú, como me picas tanto, y la gente habla tanto, pues me emociono».

Belén recordaba que el gazpacho se lo enseñó a hacer su madre. «Esto es una técnica que tienes muy perfeccionada y no te puedo mentir, Belén, el gazpacho está buenísimo», le decía desde plató. Y apoyando sus palabras, se ha escuchado a Kiko Matamoros gritando satisfecho: «La tortilla de chorizo es un 10, Belén».